COVID-19 podría causar retroceso en el avance contra el trabajo infantil

COVID-19: Protejamos a los niños contra el trabajo infantil, ¡ahora más que nunca! : OIT

0
1636
Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
Fotografía ilustrativa: Shutterstock

Día mundial contra el Trabajo Infantil

Como cada año, desde el 2002, hoy 12 de junio se celebra el Día mundial contra el Trabajo Infantil, el objetivo es el de concientizar a la población sobre este problema que enfrenta el mundo actual, además de la necesidad de inculcar una serie de acciones para erradicarlo.

La celebración de este 2020 se centrará en el impacto de la crisis actual en el trabajo infantil. La pandemia de salud de COVID-19 y el consiguiente impacto económico y de mercado laboral están teniendo un gran impacto en la vida y los medios de vida de las personas.

De acuerdo con la OIT (Organización Internacional del Trabajo) la actual crisis por COVID-19 puede empujar a millones de niños vulnerables al trabajo infantil.

Se estima que ya hay 152 millones de niños en situación de trabajo infantil, de los cuales 72 millones realizan trabajos peligrosos. Estos niños ahora tienen un riesgo aún mayor de enfrentar circunstancias aún más difíciles y de trabajar más horas al día.

El trabajo infantil y la COVID-19

Con motivo del Día Mundial, se publicó un documento conjunto de la OIT y UNICEF titulado “COVID-19 y trabajo infantil: En tiempos de crisis, es hora de actuar”. El documento analiza algunas de las principales formas a través de las cuales es probable que la pandemia afecte el progreso hacia la erradicación del trabajo infantil.

Uno de cada 10 niños en todo el mundo está en situación de trabajo infantil. Si bien es cierto que el número de niños en situación de trabajo infantil ha disminuido en 94 millones (de 245 a 151 millones), desde 2000, la tasa de reducción se desaceleró en dos tercios en los últimos años, además la OIT e Unicef alertan que la crisis económica derivada del coronavirus podría revertir estos progresos.

De acuerdo con Guy Ryder, director general de la OIT “tener en cuenta los problemas asociados al trabajo infantil en el marco de políticas de mayor alcance sobre educación, protección social, justicia, mercados de trabajo y derechos humanos y laborales a escala internacional supone una diferencia fundamental”.

“Habida cuenta de las graves consecuencias de la pandemia en los ingresos de las familias, muchas de estas, al no tener apoyo alguno, podrían recurrir al trabajo infantil”, afirmó Guy Ryder, Director General de la OIT. “La protección social es fundamental en épocas de crisis, puesto que permite brindar asistencia a los más vulnerables”.  

“Incluso cuando se reanuden las clases, es posible que algunos padres ya no puedan permitirse enviar a sus hijos a la escuela”: OIT

Por su parte, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore destacó que “en tiempos de crisis, el trabajo infantil se convierte en un mecanismo de supervivencia para muchas familias” y añadió que “a medida que la pobreza aumenta, las escuelas cierran y la disponibilidad de los servicios sociales disminuye, más niños se ven empujados a trabajar. Cuando imaginamos el mundo después de la COVID, debemos asegurarnos de que los niños y sus familias disponen de las herramientas necesarias para afrontar tormentas similares en el futuro. Una educación de calidad, servicios de protección social y mejores oportunidades económicas pueden cambiar las cosas”. 

Hay cada vez más pruebas de que el trabajo infantil está aumentando a medida que las escuelas cierran durante la pandemia. El cierre temporal de escuelas afecta actualmente a más de 1.000 millones de alumnos en más de 130 países. Incluso cuando se reanuden las clases, es posible que algunos padres ya no puedan permitirse enviar a sus hijos a la escuela. 

Aquí puedes encontrar el informe completo en inglés. En español estará disponible a partir del 20 de junio.


También podría interesarte: La lucha contra el trabajo infantil en la industria de la confección


¿Qué es considerado como trabajo infantil?

Muchos niños en todo el mundo participan en formas de trabajo remuneradas y no remuneradas que no son perjudiciales para ellos; sin embargo, se considera niños trabajadores cuando son demasiado jóvenes para trabajar o participan en actividades peligrosas que pueden comprometer su desarrollo físico, mental, social o educativo.

De acuerdo con las últimas cifras, en los países menos adelantados, uno de cada cuatro niños (de 5 a 17 años) realiza trabajos que se consideran perjudiciales para su salud y desarrollo.

Cabe destacar que actualmente África ocupa el primer lugar entre las regiones, tanto por porcentaje de niños en trabajo infantil (un quinta parte) como el número absoluto de niños en situación de trabajo infantil: 72 millones. Mientras que Asia y el Pacífico ocupan el segundo lugar con un siete por ciento y 62 millones en términos absolutos.

Las regiones de África y Asia y el Pacífico juntas alcanzan la cifra de casi nueve de cada diez niños en situación de trabajo infantil en todo el mundo.

La población restante se divide entre las Américas (11 millones), Europa y Asia Central (6 millones) y los Estados árabes (1 millón). En términos de incidencia, el 5% de los niños están en situación de trabajo infantil en las Américas, el 4% en Europa y Asia Central, y el 3% en los Estados Árabes.

A pesar de que el porcentaje de niños en trabajo infantil es más alto en los países de bajos ingresos, su número es en realidad mayor en los países de ingresos medios: el 9% en los países de ingresos medios bajos, y el 7% en los de ingresos medios altos.


¿Tu organización es socialmente responsable y trabaja a favor de la sostenibilidad?

Quién es quién en la RSE de Valor Compartido
Da clic en la imagen para más información

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here