Comprador o consumidor, ¿cuál es la diferencia?

0
918
Comprador o consumidor, ¿cuál es la diferencia?

Por: GenÉthico

Muchos oímos hablar de las nuevas generaciones de consumidores, pero ¿realmente se entiende bien este concepto? ¿Las empresas saben cómo captar su atención? ¿Qué estrategias de marketing se pueden aplicar?

Diferencias

Cuando hablamos del consumidor debemos diferenciarlo del comprador. En efecto, TODOS somos consumidores, pero no todos somos compradores. 

El comprador es toda persona que adquiera un producto o servicio en tienda o vía online realizando algún tipo de transacción económica. El comprador puede ser o no el consumidor del mismo. Así, un intermediario, como pueda ser un distribuidor, será el comprador de una colecta de frutas y verduras, pero no la consumirá sino que realizará su función como medio de distribución del producto.

Sin embargo, el consumidor es toda aquella persona que hace uso del producto o del servicio adquirido. De nuevo, un consumidor no siempre ha de ser el comprador. Así, un bebé o una mascota son consumidores de un producto, aunque ellos nunca lo compren. 

¿Cómo se traduce esto a nivel de estrategia de marketing?

Si bien es cierto que comprador y consumidor en muchas ocasiones son la misma persona, desde las empresas se trabajan líneas estratégicas muy diferenciadas.

A la hora de diseñar una estrategia de marketing enfocada en el comprador, la compañía se centrará en el proceso de venta. Este tipo de estrategia puede seguir la filosofía de la estrategia conocida como B to B (Business to business) cuando se trata de una venta a un tercero, un intermediario. Es el caso de un mayorista, un minorista, un distribuidor o incluso una empresa que adquiere un producto o servicio del que harán uso los empleados. 

Asimismo, se puede seguir la línea del B to C (Business to consumer) en situaciones en las que el cliente o comprador también es el consumidor. 

En el caso de crear una estrategia cuyo target es el consumidor, ésta se centrará en enfatizar los beneficios del uso del producto o del servicio. La estrategia de marketing en este caso será siempre B to C. Es decir, aquella diseñada para crear un vínculo entre una marca y el usuario final.


También te puede interesar: Sostenibilidad en los medios de comunicación


Las nuevas generaciones

La población está creciendo a pasos agigantados. Como hemos dichos en reiteradas ocasiones, se prevé que lleguemos a los 9.000 millones de personas de cara al 2050, llegando a su punto máximo a finales del siglo con 11.000 millones de personas. Esta población está cada vez más envejecida dado el aumento de la esperanza de vida y la disminución de la tasa de natalidad. Actualmente, las nuevas generaciones suponen más del 60% de la población mundial (63,3%).

Cuando hablamos de las nuevas generaciones, hablamos de la generación Y o millennials, Z o centennials, e incluso, más recientemente, la generación alpha o generación T. Estas 3 generaciones incluyen la población entre recién nacidos y personas de 39 años. Es decir, un segmento de la población muy activa en materia de consumo y/o de compras.

Como ya comentábamos en otro de nuestros artículos, varios estudios recientes destacan la apuesta de estas generaciones por marcas sostenibles e incluso se muestran proclives a gastar más si el producto en cuestión resulta ser responsable con la sociedad y el medio ambiente. Asimismo, generar un impacto positivo o combatir el cambio climático a partir de acciones como realizar compras responsables destacan entre sus principales prioridades.

Esto debe suponer un llamada de atención para todas las empresas que en la actualidad siguen fomentando compras impulsivas, insostenibles y descontroladas en todos los aspectos. Apostar por un modelo de negocio sostenible no conlleva renunciar a la rentabilidad, todo lo contrario. En el largo plazo, lo más probable es que las marcas éticas y responsables sean las que más triunfen, esto mismo se puede percibir en proyectos de inversión, en los cuales, según un estudio de Morgan Stanley, un 9% de los encuestados que apuestan por proyectos sostenibles pertenecen a estas generaciones y el 80% busca integrar criterios de sostenibilidad.

¿Cómo conectar con estas nuevas generaciones?

Las nuevas generaciones son nativos digitales que han dejado de lado los medios comunicativos más tradicionales para centrar gran parte de su tiempo en plataformas online. Las redes sociales como Instagram, TikTok, YouTube, Twitter, incluso Facebook, son su medio de comunicación principal y dónde las marcas deben incidir para acercarse a ellas. 

Estos nativos digitales buscan contenidos cortos, dinámicos, entretenidos, humorísticos...pero también contenido que tenga sentido, que fomente el apoyo a causas sociales, que impulse un cambio positivo en la sociedad. La gran mayoría no se detiene ante nada y dan rienda suelta a su opinión a través de sus dispositivos móviles, así como lo hacen en las calles. 

Las empresas que quieran conectar con estas generaciones crecientes, deberían generar contenido a través de plataformas que se acerquen a su estilo de vida, ya sea creando contenido como el previamente mencionado, colaborando con figuras públicas que conecten con ellas o innovando a nivel creativo y logrando una movilización viral digital basándose en criterios de ética y responsabilidad social

Este artículo fue publicado por GenÉthico, lea el original aquí.


¿Tu organización es socialmente responsable y trabaja a favor de la sostenibilidad?

Quién es quién en la RSE de Valor Compartido

Aquí te dejamos la información completa para participar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here