¿Qué son los desastres naturales?

1
48040
desastres-naturales
Fotografia por: Joanne Francis / Unsplash

La Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) define los desastres naturales “como cambios violentos, súbitos y destructivos en el medio ambiente cuya causa no es la actividad humana, sino los fenómenos naturales”.

Los desastres naturales forman parte de los procesos de la Tierra. Los terremotos ocurren porque las placas tectónicas se reacomodan, los volcanes erupcionan para liberar energía del interior del planeta, las avalanchas suceden al contener gran cantidad de nieve, e incluso es comprensible que un incendio forestal sea ocasionado por un accidente.

En vista de que es imposible evitarlos, es necesario prever sus efectos para establecer la seguridad de la vida. Los desastres naturales tienen un poder que sobrepasa a la humanidad y suelen desencadenar problemas más graves y duraderos.


También te podría interesar: “¿Qué es la resiliencia?”, documental a dos años del #S19


Clasificación de los desastres naturales

Los desastres naturales se pueden clasificar de acuerdo a su naturaleza, de la siguiente manera:

  • Fenómenos atmosféricos: Se derivan de las condiciones climáticas o de la atmósfera terrestre, y tienden a ser extremas: sequías prolongadas o tormentas eléctricas inacabables, ventiscas, huracanes, etc.
  • Deslizamientos de masas: Se entiende por ello a los aludes, avalanchas y otros corrimientos de masas terrestres, como ríos, piedras, montañas, lodo, etc.
  • Desastres biológicos: Aquí entran las pandemias y extinciones masivas, entre otros brotes infecciosos que pueden o no atacar directamente al ser humano.
  • Erupciones volcánicas: Cuando el magma hirviente de las profundidades de la Tierra brota hacia afuera violentamente, da origen a volcanes. La lava caliente origina nuevas capas de superficie y lo destruye todo a su paso.
  • Fenómenos espaciales: Aquí entran la caída de objetos desde el espacio como meteoritos, vientos solares y otros fenómenos provenientes de fuera del planeta.
  • Incendios forestales: La sequía, el intenso sol o la presencia de vidrio y otros materiales que concentran los rayos solares haciendo de lupa, pueden iniciar incendios enormes, que devoran hectáreas de pastizales e incluso bosques enteros a su paso, acabando con la vida y ensuciando masivamente la atmósfera con sus humos y partículas en suspensión.
  • Terremotos: Se llama así a los movimientos espasmódicos y desordenados de la corteza terrestre, consecuencia de los movimientos de las placas tectónicas. Pueden ser leves y ocasionar poco daño, o ser sacudones terribles que derriban árboles, edificios y montañas.
  • Tsunamis e inundaciones: Consecuencia de terremotos submarinos o de abruptos cambios climáticos (como el fenómeno El Niño), sumergen todo a su paso, incluso casas enteras, acumulando masas de agua que arrastran todo a su paso, arruinando cosechas y pueblos enteros.

Concepto y clasificación de los desastres naturales


También te podría interesar: Premian programa de resiliencia ante inundaciones de Zurich y Cruz Roja


Gracias a la tecnología actual es posible tomar medidas de precaución que elevan las probabilidades de salir ileso de un desastre natural. La Tierra es continuamente monitorizada para detectar a tiempo cambios que podrían poner en peligro la vida.

Gracias a esto, los terremotos, los huracanes, los tornados, las inundaciones y las erupciones volcánicas suelen ser advertidos semanas, días y horas antes de que ocurran, aunque algunos fenómenos suceden de forma repentina e inesperada.

Video cortesia de GeoEnciclopedia

Con información de concepto.de y GeoEnciclopedia.


¿Tu organización es socialmente responsable y trabaja a favor de la sostenibilidad?

Quién es quién en la RSE de Valor Compartido

Aquí te dejamos la información completa para participar.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here