Cada uno de los ejemplares puede convertirse en composta que servirá de abono para futuras reforestaciones. También se puede emplear en artesanías, mezclas orgánicas o en material usado en jardinería.

Para cerrar ese ciclo, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) invita a la población a llevar su árbol natural a los centros de acopio que se han habilitado en todo el país, operados en su mayoría, por los gobiernos estatales y municipales.

Puedes ubicar el centro de acopio más cercano a tu domicilio en este enlace.