Por qué la existencia de milmillonarios va en contra de un desarrollo sostenible

0
610
Por qué la existencia de milmillonarios va en contra de un desarrollo sostenible

Por: GenÉthico

El número de milmillonarios crece cada año. Cada vez la brecha económica es más amplia. Los ricos son más ricos y los pobres más pobres. Las distintas crisis a las que nos enfrentamos no hacen más que acrecentar dicha brecha. La pandemia del COVID, el cambio climático, las inundaciones, los incendios, … Amenazas que un milmillonario enfrenta “sin problema” y que a una persona con status económico medio le puede suponer la ruina. De hecho, son varios los estudios que demuestran que los colectivos más pobres son los que más sufren las consecuencias.

Entender estas cifras

Milmillonario: un concepto que se escapa a la razón humana. Estamos hablando de cifras que nos superan a la mayoría de la población y de las que no logramos percibir su valor real.

Un post que se ha viralizado por Instagram en los últimos días explica a la perfección este concepto. Para que lo entendamos y no subestimemos lo que suponen mil millones nos lo explica en fracciones de tiempo. 

1 millón de segundos = 11 días.
1000 millones de segundos = 32 años.

En el caso de haber logrado una fortuna de 50 millones de euros en toda una vida, aún necesitaríamos 950 millones más para llegar a los 1,000 millones, 19 veces más. Se trata de cantidades imposibles de gastar a lo largo de la vida de una persona.

La brecha económica es cada vez más notoria

Como ya se comentaba en otro artículo, el 1% más rico de la población posee un 45% de la riqueza mundial. El Global Wealth Report 2019 señala que este porcentaje se incrementa hasta un 82% si tenemos en cuenta el 10% más de rico en vez del 1%. Según la revista TIME, los primeros 26 milmillonarios poseen tanto como las 3,800 millones de personas más pobres a nivel mundial. 

Se trata además de un colectivo que está creciendo. En 2019, el número de milmillonarios creció un 8,5%, siendo ahora un total de 2,825 personas. Entre todos ellos juntan una fortuna que alcanza los 9.4 billones de dólares.

En España son casi un millón de millonarios, cifra incrementada en un 470% en la última década según un estudio de Credit Suisse recogido por Business Insider. Este porcentaje se prevé que incremente un 42% de cara al 2024. De esta forma, España se halla en el top 10 de los países del mundo con más millonarios, superando a países como más ricos como Suiza y Países Bajos o más poblados como India. 

Según el mismo informe, 91,7% de estos millonarios tienen menos de 5 millones y son 61 personas las que cuentan con una fortuna que supera la barrera de los 500 millones de dólares. Superando la barrera de los mil millones habría 23 españoles, la mayoría hombres.

¿Cómo ha afectado la pandemia?

Mientras la pandemia a la que nos estamos enfrentando ha supuesto el cierre de numerosas empresas, la pérdida de miles de empleos o el aumento de personas en riesgo de pobreza, las fortunas de los más ricos se ha visto incrementada. En España se prevé que 700,000 personas nuevas se vean en la pobreza, llegando así a los 10,8 millones de personas. Al contrario, los 23 milmillonarios habrían visto incrementarse sus fortunas en 19,200 millones de euros. 

Fuera de España, han surgido nuevos milmillonarios por todo el mundo: Argentina, México, EEUU, … Asimismo, tanto millonarios como milmillonarios ya existentes han visto incrementar su fortuna, especialmente aquellos dedicados al sector tecnológico. En efecto, durante la pandemia se ha visto impulsada la actividad digital: compras online, videoconferencias, aplicaciones móviles, … 


También te puede interesar: Las redes sociales y el desarrollo sostenible


Jeff Bezos, Elon Musk y Mark Zuckerberg habrían ingresado 115 mil millones de dólares en lo que llevamos de año. De hecho, Bezos, fundador y CEO de Amazon, durante la pandemia llegó a ingresar en un único día una suma de 13.000 millones de dólares.

¿Quiénes son las personas más ricas del planeta?

7 de las 10 personas más ricas del mundo provienen del mundo tecnológico y su patrimonio se ha duplicado desde 2016. Se trata del sector con mayor crecimiento económico en estos últimos años. 

Jeff Bezos es la persona más rica del mundo con una fortuna actual de 113 mil millones de dólares. No obstante, con lo que está ganando en este 2020, está a punto de batir todos los records en materia de riqueza. Según el índice de multimillonarios de Bloomberg podría alcanzar una fortuna de 200 mil millones de dólares. Asimismo se podría convertir en el primer billonario de cara a 2026.

Bill Gates, fundador y propietario de Microsoft, tiene una fortuna actual de 98 mil millones de dólares. Mark Zuckerbger, creador y propietario de Facebook, ha incrementado su fortuna en 9,100 millones de dólares en lo que llevamos de año. Logrando entrar así en el grupo de los megamultimillonarios junto a Bezos y Bill GatesElon Musk, cofundador de 8 empresas y con alto cargo en 4, aún no se sitúa entre las 25 personas más ricas del planeta, pero ha visto aumentar su fortuna en más del 100% superando en marzo de 2020 los 70 mil millones de dólares.

Cabe también destacar que se calcula que un 44% de los milmillonarios lo son por herencias y los restantes han conseguido sus fortunas a través de la explotación de la clase trabajadora. 

Beneficios para los más ricos, consecuencias para los más pobres

Acemoglu, economista del MIT, indica que pese a que la tecnología ha supuesto un beneficio durante la cuarentena en muchos sentidos, esto podría suponer un coste en el largo plazo. Según él, un auge rápido del sector tecnológico vendría de la mano de una mayor desigualdad, una reducción de buenos empleos y una debilitación de la democracia.

Meagan Day en “The Hidden Billionaires” comparte este punto de vista sobre la amenaza que suponen para la democracia los milmillonarios. Al final, el dinero es poder y el poder significa poder manipular todo al antojo de uno mismo. Nadie debería tener tanto poder como para que ni se le cuestione. Sobre todo cuando muchos de los milmillonarios resultan ser importantes figuras políticas “desconocidas” y que, por tanto, no suelen responsabilizarse de nada de lo que hacen mal. 

La existencia de este colectivo supone una amenaza para el cumplimiento de los ODS ya que su existencia incrementa la pobreza y las desigualdades, incrementando así la violencia y los robos. El medioambiente y calentamiento global pasa a un segundo plano para aquellas personas que tan sólo piensan en sobrevivir. De esta forma, la emergencia climática es cada vez más acusada y quienes sufrirán mayormente las consecuencias serán de nuevo las personas más pobres.

Realmente los milmillonarios no miran por el bien del resto de la población. Con pequeñas partes de sus fortunas podrían resolver un sinfín de preocupaciones sociales y medioambientales a las que nos enfrentamos hoy día. Pero, ¿cómo luchar por la igualdad de oportunidades y derechos si es precisamente la desigualdad lo que te ha permitido tener esa posición?

Detener el calentamiento global supondría 300,000 millones de dólares según los datos de las Naciones Unidas. De esta forma lograríamos frenar el aumento de los gases de efecto invernadero y ganar 20 años más para intentar revertir sus consecuencias. Si las 10 personas más ricas del mundo donaran 30.000 millones cada uno, aún poseerían 386 mil millones entre ellos. Eliminar la pobreza durante 20 años supondría un coste de 175 mil millones y eliminar el hambre 30 mil millones por año. Estos son sólo algunos ejemplos.  Aunque el problema real radica en el propio sistema, algo que va más allá de la dotación económica.

¿Podrían hacer más los ricos?

Según el Informe Mundial de la Riqueza 2020 de Capgemini, los inversores estarían apostando cada vez más por valores y proyectos relacionados con la sostenibilidad. Las grandes fortunas tendrían previsto destinar hasta un 4,1% a productos de inversión sostenible en lo que queda de año, cifra que incrementa un 5% hasta finales del 2021. Esto podría venir motivado tanto por una apuesta económica como por una preocupación real por el bienestar social y medioambiental. Se dan cuenta de que algo no funciona. Incluso los propios multimillonarios están empezando a ver las flaquezas a largo plazo del sistema en el que estamos, describiéndolo como insostenible.

Por otro lado, aunque se hagan numerosas publicaciones acerca de las donaciones que realizan algunos milmillonarios, realmente son acciones que están muy lejos de ser caritativas. Se comenta que Jeff Bezos realizó una donación de 100 millones de dólares durante la pandemia. Desde el punto de vista de un ciudadano medio, la cantidad es muy significante. Hemos mencionado previamente que en esta pandemia logró, en un solo día, ganar 13.000 millones de dólares. Está más que claro que muchos milmillonarios buscan un lavado de cara, tratar de mostrarse como personas que realmente se preocupan por los demás cuando en realidad es todo lo contrario. De ser así, estaríamos hablando de una persona que donaría en concordancia con lo que ingresa y que, sobre todo, apostaría por ofrecer las mejores condiciones de trabajo a sus empleados. En 2014, Bezos fue elegido como “el peor jefe del mundo” según los sindicatos dado que estaría vulnerando la dignidad y derechos de los trabajadores. 

Otros muchos donan porque supone deducciones fiscales. Incentivar las donaciones a causas sociales puede tener sentido para ciudadanos de clase media, dónde podemos ayudar con estos incentivos a generar conciencia y compromiso. Cuando una persona tiene el volumen de riqueza que comentamos, debe en primer lugar abonar impuestos en proporción a dicha riqueza y devolver a la sociedad parte de lo que ésta le ha entregado. Este colectivo tiene privilegios desmesurados por lo que debería tener obligaciones equivalentes, y eso no implica incentivos fiscales.

En resumen, ya no se trata de lo que pueden hacer o no, que podrían hacer mucho más. Se trata de que el simple hecho de que existan estos milmillonarios es una de las grandes amenazas para lograr alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU.

Este artículo fue publicado originalmente en GenÉthico. Lea el original aquí.


¿Tu organización es socialmente responsable y trabaja a favor de la sostenibilidad?

Quién es quién en la RSE de Valor Compartido

Aquí te dejamos la información completa para participar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here