Talento que brilla con orgullo

0
645
Schneider Electric, talento que brilla con orgullo
Aria, Héctor y Karen, tras atender los micrófonos de Valor Compartido Podcast

En esta ocasión Valor Compartido Podcast ofrece a sus oyentes una entrevista con la que da a conocer las políticas y acciones de una empresa a favor de la Diversidad y la Inclusión con motivo del Día Internacional del Orgullo. Visitamos a Schneider Electric México para oír a colaboradores de la empresa que promueven y viven el respeto a la diversidad. Colaboradores que pueden expresar con orgullo como son y sienten para lograr que su talento brille.

Hablamos con Héctor Solís González, líder de la Oficina Global de Proyectos en Recursos Humanos y líder del grupo LGBT+ Global,Karen Herrera López, gerente de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de la planta Rojo Gómez en la CDMX de la empresa; y Aria Silva Castañeda, ingeniera de Diseño Mecánico de tableros de baja tensión, todos forman parte de Schneider Electric México.

De su voz descubrimos como las políticas de la empresa no están hechas solo para las personas que laboran en Schneider Electric sino que están hechas por ellos como explica Héctor quien trabaja para la empresa desde hace diez años.

Un ejemplo del rol que juegan los propios colaboradores es Aria, ella se encuentra cerca de emprender la fase médica en su proceso de transición de género y ha acompañado a la empresa en la implementación de políticas y acciones en favor de la comunidad trans. Para ella significa mucho abrir brecha para las personas en su misma situación que vengan detrás.

Para establecer los lineamientos de atención a la comunidad trans, además del apoyo de Aria, Schneider Electric México contó con las experiencias de las sedes en Chile y Argentina. América Latina será la región pionera en la implementación de este protocolo que permeará en el resto de regiones donde la empresa tiene presencia.

Estrategia hecha para y por las personas

Las políticas de Diversidad e Inclusión se basan en una estrategia diseñada por y para las personas bajos los pilares de salud emocional, respeto y colaboración. De ahí sale una propuesta de valor agregado para el empleado en temas de Diversidad e Inclusión y que atiende cinco ejes: mujeres; comunidad LGBT+; accesibilidad; etnicidad; y generaciones.

En este sentido, Schneider Electric contempla la Inclusión y la Diversidad desde la Interseccionalidad, concepto que contempla todas las diversidades que hacen de un empleado, una persona multidimensional (género, orientación sexual, edad, etnia…). Como destaca Karen, esto ayuda al trabajo en equipo al verse como un conjunto de diversidades.


Puede interesarte: “Las herramientas son importantes, pero la actitud hace la diferencia”


Además del ya mencionado protocolo para la atención a personas trans, entre las acciones que desarrolla Schneider Electric para “abrazar la diversidad” se encuentra el Family Global Leave (licencia familiar) que contempla a todo los tipos de familia. Por otra parte, Schneider Electric también cuenta con una carta de confianza en la que asegurar el respeto a los empleados por su identidad de género y orientación sexual, y a la cero tolerancia a la discriminación.

Asimismo, se garantiza la igualdad de condiciones para matrimonios igualitarios y se cuenta con una política de relocalización para personas que por su diversidad puedan estar en peligro en los lugares en los que laboran.

La autenticidad, un valor que se puede medir

Héctor, Karen y Aria coinciden en que el respeto a su diversidad les hace ser más auténticos y le ayuda a fluir como realmente son sin ataduras. Estas cuestiones se sienten en su desempeño profesional pues -como apunta Aria- el talento brilla mucho más cuando se puede ser una misma.

Es por eso que animan a las empresas a crear espacios de seguridad para la diversidad de sus empleados y que pasen de políticas a verdaderas acciones. Los resultados de estas acciones se pueden medir tanto en el negocio como en el desarrollo personal y profesional de las y los colaboradores de las empresas.

Héctor reconoce que la diversidad y la inclusión de la comunidad LGBT+ se llega a ver como una imposición o como una moda, pero enfatiza en que se trata de una cuestión de respeto de los derechos humanos, un respeto a las personas por lo que son y por lo que sienten.

Una de las recomendaciones que ofrecen es la de crear grupos de diversidad en la empresa con la que las compañías logren permear a través de ellos la cultura de la organización. Unos grupos que no solo cuenten con personas pertenecientes a la comunidad LGBT+ sino que también sume a aliados que compartan el valor del respeto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí