Voces de jóvenes por el cambio: Por qué todos deberíamos estar escuchándolos

0
621
Voces de jóvenes por el cambio
Imagen ilustrativa por: Pixabay

Por: ONU mujeres

Hay 1,800 millones de jóvenes de entre 10 y 24 años al frente de los movimientos por la igualdad, la justicia y la dignidad para todas las personas.

ONU mujeres pensó en ellos porque es el Día Internacional de la Juventud, pero, en realidad, ellas y ellos alzan la voz y exigen un futuro mejor todos los días. No se han resignado a las viejas normas y tienen el poder de imaginar y activar normas nuevas.

La pandemia de COVID-19 satura los servicios de salud, interrumpe la educación, los medios de vida y la vida social, y aumenta la carga de cuidados. En este escenario, la juventud defiende sus propios intereses y las necesidades de las comunidades. La juventud quiere que sus prioridades estén incluidas en los paquetes de respuesta a la COVID-19; quiere igualdad racial, igualdad de género y acción climática. Quiere un mundo mejor y más sostenible.

La ONU entrevistó a un puñado de jóvenes activistas y conversaron sobre sus esperanzas para el futuro y qué significa para ellas y ellos reconstruir mejor.

Sobre la brecha digital de género y la reacción contra la igualdad de género

Anya Kathpalia
Fotografía por: Arjun C. Kathpalia

“Durante el aislamiento, las videoconferencias, las clases en línea y otras plataformas digitales nos han permitido trabajar y estudiar desde casa y disfrutar del entretenimiento y de muchas otras actividades. Las plataformas digitales pueden brindar muchas oportunidades pero también pueden bloquearlas.

En India, el número de mujeres usuarias de internet alcanza sólo la mitad del número de hombres usuarios de internet. Esta situación [la brecha de género] es aún más grave en las zonas rurales. Las mujeres no reciben tantos beneficios como los hombres. Ahora, hay mucho contenido en línea que ridiculiza a los hombres que hacen tareas domésticas. Los hombres que estaban ayudando con las tareas del hogar ahora lo ven como una afrenta a su masculinidad. Los mensajes que se comuniquen en línea determinarán si nuestra sociedad da 100 pasos hacia adelante o hacia atrás”, señaló Anya Kathpalia de 15 años, en India.

Sobre la fuerza y la solidaridad de las mujeres jóvenes

Katrina Leclerc
Fotografía por: Katrina Leclerc

“Las mujeres jóvenes tienen experiencias únicas (a menudo vividas en realidades interseccionales) que pueden hacer un gran aporte al cambio social y a la toma de decisiones. A las mujeres jóvenes se nos ha dicho que nuestras voces no importan durante demasiado tiempo. Estoy en desacuerdo.

Como mujeres jóvenes, tenemos que hacer frente a las normas sociales y no conformarnos con el status quo. Para lograrlo, necesitamos apoyarnos unas a otras. Odiarnos y menospreciarnos (unas a otras) es perjudicial para nuestro avance”, afirma Katrina Leclerc de 24 años, en Canadá.


También te puede interesar: Malala, la activista por la educación de las niñas


Sobre la importancia de los enfoques interseccionales entre movimientos

Renata Koch Alvarenga
Fotografía por: Natalie Lucas

“Como ecofeminista, mi trabajo en defensa de la igualdad de género y la acción climática se centra en la interseccionalidad y seguirá siendo así. Para el ambientalismo interseccional es fundamental considerar a las comunidades vulnerables en relación con el medio ambiente, porque muchos temas de justicia social, como el sexismo y el racismo, se superponen intrínsecamente.

Necesitamos incorporar el antirracismo en nuestra vida diaria y, para mí, eso significa hacerlo a través de mi trabajo en pos de la acción climática, porque no hay justicia climática sin justicia racial, dice Renata Koch Alvarenga de 23 años, en Brasil.

Sobre unirnos mientras mantenemos distancia física

Mohamed Ali Raddaoui
Fotografía por: Mohamed Ali Raddaoui

“Creo que la juventud de mi país debería alzar la voz contra la violencia de pareja y en el hogar. Las víctimas deben empoderarse, los agresores deben ser penados por la ley. Las plataformas virtuales no deberían difundir odio y discriminación, ni normalizar la cultura de la violencia. Durante el aislamiento, me uní a campañas y movimientos virtuales en las redes sociales para luchar contra la violencia en el hogar y apoyar a las personas que sufren discursos de odio, violencia y discriminación.

Durante el aislamiento, se iniciaron campamentos virtuales enfocados en los ODS en todo Túnez. Capacitamos a jóvenes de diferentes organizaciones y asociaciones tunecinas; ayudamos a jóvenes líderes a desarrollar un espíritu emprendedor social para crear sus propias empresas y emprendimientos sociales”, señala Mohamed Ali Raddaoui de 21 años, en Tunéz.

Sobre exigir un futuro mejor

Atilla Yoldas
Fotografía por: Julide Yoldas

“Para mí, “reconstruir mejor” después de la COVID-19 significa usar las perspectivas que incorporamos durante este tiempo para construir una comunidad que sea irrevocablemente igualitaria. Necesitamos entender cómo el aislamiento, el miedo y los riesgos son factores que destruyen nuestra sociedad.

En mi país, nuestra juventud priorizó estos temas incluso antes de la pandemia a través del activismo y las manifestaciones en las redes sociales. Es hora de que el resto de nuestra sociedad se dé cuenta del valor de trabajar en temas como la violencia contra las mujeres y la masculinidad tóxica. Esto se ha vuelto muy claro debido a la COVID-19: tras puertas cerradas, las víctimas son cada vez más numerosas”, comenta Atilla Yoldas de 27 años, en Suecia.

Sobre repensar nuestro propio papel en el activismo

Leah Namugerwa
Fotografía por: Leah Namugerwa

“Antes de la COVID-19, había una crisis conocida como crisis climática. No entiendo a qué se refiere la gente cuando habla de volver a la normalidad, a menos que sea a sus comportamientos anormales de contaminar nuestro planeta. Es momento de que todos reflexionen sobre su contribución a nuestro planeta. Deberíamos hacernos las preguntas difíciles. Creo que deberíamos mantener el estilo de vida que adoptamos durante la pandemia de COVID-19.

La urgencia con que se respondió frente a la COVID-19 también debe implementarse para abordar el cambio climático”, expresa Leah Namugerwa de 15 años, en Uganda.

Sobre las intersecciones entre la migración, el feminismo y la justicia racial

Shila Block
Fotografía por: Greta Linkogel

“Como hija de inmigrantes iraníes en Alemania, viví la intersección entre el sexismo y el racismo en Alemania toda mi vida. Por eso, mis pensamientos y mi trabajo siempre han tenido una perspectiva de justicia racial. No obstante, a menudo era la única persona no blanca presente en espacios en los que trabajaba para hacer del mundo un lugar mejor. Quiero crear espacios donde la participación y el liderazgo de la juventud sean más inclusivos.

Para mí, “reconstruir mejor” significa transformar nuestra sociedad en una más justa después de la COVID-19. Al ver el movimiento en torno a la muerte de George Floyd en todo el mundo, veo cómo mi generación reconoce el racismo como un problema sistémico y exige un cambio radical. Creo que combinar todas las luchas por la justicia, por ejemplo, la igualdad de género o la justicia climática, con la lucha por la justicia racial debería ser una prioridad para nuestra generación”, comentó Shila Block de 23 años, en Alemania.


¿Tu organización es socialmente responsable y trabaja a favor de la sostenibilidad?

Quién es quién en la RSE de Valor Compartido

Aquí te dejamos la información completa para participar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here